Todos los horarios
A&EXTRAS

5 asesinos seriales que quedaron en la historia

A lo largo de la historia de la humanidad se han registrado matanzas de todo tipo, provocadas por guerras y gobiernos autoritarios. Sin embargo, en las calles, alejados del poderío de la política y las riñas internacionales, existen asesinos que cometieron crímenes atroces y que tardaron en ser reconocidos por la policía local.

Jeffrey Dahmer: asesinó a 17 hombres y jóvenes. En muchos casos ha tenido sexo con sus cuerpos y en otros los ha desmembrado o incluso comido. No fue hasta que una persona descubrió en su casa una aterradora creación realizada con partes cocidas de distintos cuerpos que la policía lo identificó.

Ted Bundy: entre 1974 y 1978, se hacía pasar por discapacitado o por una persona de la elite de la sociedad para atacar a sus víctimas, a quienes violaba, asesinaba, torturaba y desmembraba. Su perversión fue tan grande que llegó a guardar algunas de sus cabezas. Asesinó a 30 mujeres y se lo cree culpable de otras 40 desapariciones.

Manuel Blanco Romasanta: asesinó a nueve personas, entre mujeres y niños. Él estaba convencido de que la maldición de la licantropía lo poseía, por lo que al transformarse en lobo no podía evitar atacar a sus víctimas. 

Aileen Wuornos: abusada durante su infancia, de adulta se convirtió en una asesina. La mujer, que trabajaba como prostituta, asesinó a siete hombres entre 1989 y 1990. Su historia fue contada en la película Monster de Charlize Theron. 

Peter Kürten: asesinó a nueve personas y violó a ochenta. El abusaba, degollaba y torturaba a sus víctimas que eran niños y mujeres. Se ganó el título del "Vampiro de Düsseldorf" porque tras matar se bebía la sangre de los cuerpos.

 

Fuente: http://www.que.es
Imagen: Shutterstock